Venezuela: un Paraíso perdido

Venezuela: un Paraíso perdido
  • Autor de la entrada:

Si escuchas “Isla paradisíaca”, probablemente te venga a la mente Tahití, Bora Bora, Maldivas o Seychelles. Todas ellas ideales para pasar unos días inolvidables junto al mar. Pero si te dicen “Venezuela”, quizá esa imagen de aguas cristalinas y naturaleza idílica sea lo último con lo puedas asociarla.

Este país ubicado al norte de Suramérica y que en tiempos pasados fue hogar de inmigrantes de todo el mundo (principalmente europeos, a quienes recibió siempre con los brazos abiertos), ha sido conocido en las últimas décadas por los desaciertos de sus gobernantes, quienes mediante una estrategia populista con ideología social-comunista han condenado a Venezuela a vivir una desgracia económica, social y política, despojando al país (y a sus habitantes) de casi todas las riquezas con las que contaba.

Sin embargo, Venezuela es un país que cuenta con unos espacios naturales inimaginables, muchos de ellos declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Así, en un mismo territorio puedes encontrar desde las más impresionantes montañas o frondosas selvas, hasta las llanuras más infinitas, caídas de agua más altas o unas islas que podrían ser escenario de cualquier película de Hollywood.

Aunque para visitarlo hay que tomar algunas precauciones, principalmente por el tema de la seguridad, pero también por la precariedad de los servicios básicos o la escasez de vuelos nacionales e internacionales, estoy segura de que quedarás ensimismado con los lugares que descubrirás en Venezuela, donde los hosteleros siguen luchando para ser los mejores anfitriones y recibir a turistas dispuestos a ver la mejor cara de este noble país.

Llegando al Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

¿Qué visitar?

Dependiendo del tiempo que destines al viaje y de lo que estés buscando, puedes combinar varios lugares en un mismo itinerario o dedicarte a recorrer solo uno o dos.

  • Isla Margarita:

Ubicada en el oriente del país, tradicionalmente ha sido un destino comercializado internacionalmente, donde viajeros de todas partes del mundo pasan unos días disfrutando de sus cálidas playas, exquisita gastronomía isleña y fiesta al mejor estilo del Caribe. Una de las playas más populares es Playa El Agua con arena fina y agua templada.

Si quieres disfrutar un desayuno tradicional margariteño, no dejes de probar las “Empanadas de cazón” que encontrarás en casi cualquier esquina de la isla. También puedes degustar todo tipo de pescados y mariscos frescos, acompañados de los populares tostones (plátano macho frito y aplastado).

Antes de la crisis económica, Margarita era uno de los destinos preferidos por los venezolanos que iban a comprar productos importados a precios económicos en las grandes superficies como Rattan, Don Regalón o las más famosas marcas como Benetton y Tommy Hilfiger, gracias a que es una zona libre de impuestos. Actualmente ya no se consigue demasiada variedad porque muchos de los comercios han cesado su actividad por el control cambiario y por la dificultad para importar productos.

Isla Margarita
  • Parque Nacional Los Roques:

Un archipiélago formado por un conjunto de cayos, unos más vírgenes que otros, pero casi todos están deshabitados. Te sorprenderá el color turquesa de sus aguas cristalinas, su delgada y blanca arena, el olor a coco, la brisa marina y su exquisita gastronomía con base en pescados y mariscos…

Es uno de los destinos que se dolarizó desde mucho antes que lo hiciera el resto del país, porque ha estado más acostumbrado a recibir turistas extranjeros que nacionales desde el inicio de los tiempos. Pero ten en cuenta que al ser un lugar protegido, los alojamientos no suelen ser lujosos porque no pueden alterar el ecosistema.

En el Gran Roque, la isla principal donde llegan los vuelos comerciales y donde están los alojamientos, te recibirán con una cálida bienvenida. No te extrañe encontrar algún lugareño que te sugiera planificar tu itinerario, como le dijeron a mi gran amigo JC sin apenas haber pisado la arena: «Váyase a Francisqui, luego a Madrisqui y otro día a Cayo de Agua pa’ que vea como se lo va a pasar». Y, en efecto, JC amó ese viaje a Los Roques.

Para trasladarte a estos cayos tendrás que llegar en lancha desde Gran Roque y será mucho más fácil si llevas este servicio incluido en tu paquete de viaje. Pero si no es así, no te preocupes que siempre habrá algún transportista dispuesto a llevarte. Eso sí, acuerda por anticipado el precio, lugar y horarios de recogida para evitar sorpresas o inconvenientes.

  • Parque Nacional Canaima:

Este Parque Nacional no solo es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO en 1994, sino que es un tesoro natural cargado de energía, colores y contrastes. Para llegar a él, tienes que ir a Ciudad Bolívar, desde donde sale el transporte aéreo hacia el parque. Representa un destino perfecto para los que son de espíritu aventurero y amantes de la naturaleza porque allí tendrán la oportunidad de ver especies únicas en su hábitat silvestre así como un increíble ecosistema que incluye gran número de “Tepuyes” o mesetas y las caídas de agua más impresionantes.

En el Tepuy conocido como Auyantepuy, nace el Salto Ángel. Es el salto de agua más alto del mundo, con una altura de 979mtrs. Sin duda, una de las maravillas naturales que tenemos en nuestro planeta. El Tepuy más alto del Macizo Guayanés es el “Roraima”, pero para llegar a él debes estar en buena condición física porque es un camino de trekking que dura un par de días.

Un rincón que no te puedes perder es la Quebrada de Jaspe, un manantial que debe su nombre a que su fondo está cubierto Jaspe. Es una especie de piscina natural rodeada de vegetación.

Al ser una zona protegida, el Parque Nacional Canaima no cuenta con alojamientos lujosos ya que estos podrían alterar su equilibrio natural, pues no solo es el hábitat de gran variedad de especies, sino que es el hogar de una población indígena a preservar, los “Pemones”. Los alojamientos son rurales y muy pocos tienen electricidad. La mayoría son tipo campamentos, aunque hay algunos superiores que cuentan con camas.

La mejor recomendación es que para visitar el Parque Nacional Canaima lo hagas con alguno de los paquetes turísticos que incluyen traslado, guía, alojamiento y comidas, porque no es una zona demasiado fácil para movilizarse por libre.

  • Parque Nacional Morrocoy:

Localizado en el Estado Falcón, es otra de las maravillas de Venezuela. Cuenta con una variedad increíble de fauna y flora y está conformado por diferentes cayos o bancos de arena que se van formando (o desapareciendo) a través del tiempo, de acuerdo a la marea o a alteraciones del hábitat por causa del hombre. Entre los más conocidos y que reciben a visitantes durante todo el año, puedes encontrar a Cayo Sombrero, Cayo Sal o Cayo 360. Había un cayo al que solían ir los turistas con frecuencia, llamado Cayo Pelón, pero el arrecife de coral que servía de base murió y el cayo desapareció por completo. En las últimas décadas ha sido descuidado y no ha contado con la protección que debería tener para preservar este hábitat natural de tantas especies.

La mejor opción para visitarlo es contratando paquetes turísticos que te incluyan el traslado hasta el parque y hacia los cayos, la comida y el alojamiento en los alrededores, ya que no hay medios de transporte para llegar hasta allí por tu cuenta.

Comprar helados en la playa.
Playas paradisíacas.
Morrocoy.
  • Médanos de Coro

Un Parque Nacional en el Estado Falcón conformado por dunas de arena que te ofrecen un paisaje desértico único en el territorio nacional. Estos médanos van moviéndose de lugar de acuerdo al viento. Para visitarlo no necesitarás demasiado tiempo, pero puedes combinarlo con un paseo por el casco colonial de la ciudad de Coro.

  • Caracas

La capital del país es una de las urbes con los mayores contrastes. Para empezar, hay que decir que el principal aeropuerto no está en la ciudad. Se encuentra en Maiquetía, Estado La Guaira, y está a unos 25 minutos de la capital. Aunque puedes moverte en transporte público, el servicio es deficiente y no está adaptado para turistas, lo que puede resultar peligroso por la inseguridad. Lo más recomendable es que lleves un servicio turístico que te incluya los traslados.

Puedes iniciar tu aventura visitando El Ávila. Es un “cerro” al que se puede subir en teleférico (el Warairarepano) y que en 20 minutos te llevará a tener las mejores vistas de la ciudad con el aire más puro y fresco. Y si eres amante de la buena mesa, descubre Los 7 mejores lugares para comer a lo “Caraqueño” en Caracas.

  • Mérida y Los Andes

Los Andes venezolanos es uno de los rincones más apreciados por los venezolanos, pues sus paisajes de montaña y la amabilidad de su gente lo convierten en un destino ideal para cualquier tipo de viaje.

Si quieres apuntarte a una experiencia sin igual, tienes que subir al teleférico del Parque Nacional Sierra Nevada. Con casi 4.800 metros sobre el nivel del mar y 12,5 kilómetros de longitud, el Teleférico de Mérida o de Mucumbarí es el más alto del mundo y el más largo de América. Abarca desde la ciudad de Mérida hasta la cima del Pico Espejo.

Podrías visitar la Heladería Coromoto, ganadora del Record Guinness por tener la mayor cantidad de sabores de helados artesanales del mundo. Con más de 800 sabores diferentes y extraños que incluye “pabellón”, “ajo”, “frijoles” o “aguacate”, esta heladería en el centro de la ciudad ha sido parada obligada para los visitantes por más de 36 años. Aunque por los problemas de escasez y desabastecimiento, la heladería tuvo que cerrar en 2017, volvió a abrir sus puertas en 2019 apostando por recibir a todos los interesados en probar sabores diferentes.

Medanos de Coro
Coro, Edo. Falcón.
Playas de Margarita.

Venezuela es, sin duda, un paraíso que atraviesa por uno de sus peores momentos. Pero aunque sabemos que queda mucho camino por recorrer, tenemos la esperanza puesta en que algún día toda esta pesadilla política, económica y social que viven sus habitantes pasará y el mundo entero podrá descubrir sus rincones sin temor…